Google+ Followers

Buscar este blog

miércoles, 17 de mayo de 2017

Irene Sánchez Carrón Reflexiones previas a la siguiente escena

El verdadero mérito de muchas acciones consiste en saber esperar.

Saber esperar es, en muchos casos, uno de los grandes méritos 
de ser hombre.

Es preciso especializarse en esperar

un turno, 
un día, 
una escena, 
el momento.

Entretanto, esperar.

La gente pasa.

Es preciso seguir esperando.

El pensamiento persigue a la voz que atravesó la tarde
o al sonido de unos pasos que se acercan, 
se paran, 
vacilan 
y, por fin, se pierden. 

En la espera se sueña, 
se alargan amores, 
se manosean recuerdos.

Una historia progresa a fuerza de desechar posibilidades
que juntas
serían otra historia.

Es posible vivir todas las posibilidades 
mientras se espera
lo único posible.

El tiempo pasa.

El verdadero mérito de muchas acciones consiste en saber esperar.